¿Cómo elegir Entrenador Personal?

¿CÓMO ELEGIR UN BUEN ENTRENADOR PERSONAL?

Si te has decidido a invertir en tu Salud, un entrenador personal es el empujón que necesitas para conseguirla de la manera adecuada.

En los últimos años ha crecido exponencialmente la oferta y la  demanda de este servicio, pero no siempre esto es sinónimo de calidad, por eso tienes que tener cuidado a la hora de seleccionar al profesional adecuado.

Será una ayuda especialmente necesaria en tres casos:

  • Cuando eres una persona sedentaria y quieres iniciar una actividad física regular;
  • para recuperarte de una lesión;
  • si lo que buscas es mejorar tu rendimiento de cara a una competición.

Pero, ¿cómo sé si estoy eligiendo a un buen entrenador personal?

Muchas veces nos dejamos influir por el número de seguidores o el físico que nos muestran en redes sociales, pero esos deben ser los últimos factores que debes tener en cuenta para elegir a un profesional en el que poner tu Salud en sus manos.

Hoy os vamos a enumerar algunos factores que diferencian a un buen entrenador.  ¿En qué detalles debes fijarte para saber si estás con el adecuado?

 

SABER SU FORMACION

Lo primero que debes comprobar es que posee la formación necesaria para ejercer como entrenador personal, es decir, que sepamos los estudios y la formación académica para poder valorarlo.

Para nosotros es indispensable que tenga una buena formación académica, más allá de un curso de fin de semana de entrenamiento personal.

La experiencia nos dice que los entrenadores Licenciados / Graduados en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte tienen una base mucho mayor para poder trabajar con la salud de los atletas. Tal es así, que ya en algunas Comunidades es ilegal entrenar a cualquier persona con alguna patología sin tener dicha titulación.

Si evita darte detalles sobre su formación o su titulación oficial huye.

ENTREVISTA Y VALORACION INICIAL

Tu entrenador personal debe realizarte una entrevista inicial para saber tus historial de entrenamiento, tus patologías, tus objetivos, tu disponibilidad horaria, tu estilo de vida , tu trabajo, la alimentación que llevas, enfermedades, medicamentos que tomas, etc…

La segunda parte consiste en medir tu nivel de condición física, tus debilidades o descompensaciones, tu nivel de entrenamiento, tus déficits de movilidad,etc. Y saber trabajar para que, además de tus objetivos, consigas mejorar esos déficits o debilidades.

EL ENTRENADOR PERSONAL TIENE QUE ENSEÑARNOS A ENTRENAR

Parece algo muy obvio, pero a la hora de la verdad no siempre se cumple. Mucha gente entrena sin saber realmente para que sirven los ejercicios que están haciendo. Que tu entrenador muestre pasión por lo que está haciendo, y te explique para qué sirve cada ejercicio es muy importante.

UN ENTRENADOR PERSONAL TIENE QUE SER ATENTO

Principalmente, nos referimos a que debe preocuparse por ti, tanto a la hora de la sesión de entrenamiento personal como a la hora de resolverte dudas y poder enseñarte. 

UN BUEN ENTRENADOR PERSONAL NO PUEDE TENER UN PRECIO SOSPECHOSAMENTE BAJO

Si su precio es demasiado bajo es debido a que  no está valorando ni su formación (porque no la tiene), ni el tiempo que tarda en planificar tu entrenamiento y tu progresión (porque posiblemente ni planifique tus sesiones).

 

Todos estos factores, junto con otros, son fundamentales a la hora de elegir entrenador personal.

Esperamos que te haya servido de ayuda ahora que te has decidido a comenzar con el entrenamiento.


Deja un comentario